solicitar mejor hipoteca

Euribor

RN Tu Solución Hipotecaria

Facebook

Síguenos en Twitter

Etiquetas

Dación  Hipotecas (1) Activos tóxicos (1) Alquiler (11) Alquiler social (1) Amancio Ortega (1) Banc Sabadell (1) Banca (18) Banco de España (5) Banco malo (4) Bankia (1) Bankinter (1) Barcelona Meeting Point 2011 (5) Barcelona Meeting Point 2012 (3) Barcelona Meeting Point 2013 (3) Barcelona Meeting Point 2014 (1) BBVA (1) BCE (3) Bolsa (7) Burbuja inmobiliaria (1) Cajas (2) Century 21 (1) Certificado de eficiencia energética (1) China (2) Ciencia (1) Cláusula suelo (14) Cláusula techo (4) Construcción (11) Consumo (1) Dación  Hipotecas (12) Dación Hipotecas (21) Deducción fiscal (4) Desahucios (14) Deutsche Bank (1) Economía (2) Ecuador (1) Eficiencia Energética (2) Empleo (7) Empresa (2) Estafa (4) Euribor (83) Euribor Plus (1) Europa (10) expertos hipotecarios (1) feria inmobiliaria 2015 (1) Fondos buitre (1) Fondos de inversión (3) Funcionarios (1) hacienda (1) Hipoteca Cambiaria (1) Hipoteca Inversa (6) hipoteca joven (1) Hipoteca multidivisa (7) Hipoteca plazo fijo (1) Hipotecas (294) Hipotecas subprime (2) Hipotecas underwater (1) Home Staging (1) iBanesto (1) Ibercaja (1) Impuesto de Patrimonio (2) Impuestos (3) INE (5) Inmobiliario (61) inmueble (1) inmuebles (1) Intermediación financiera (2) IRPH (3) IRS (3) IVA (3) Justin Bieber (1) Leo Messi (1) Ley Hipotecaria (8) ley segunda oportunidad (1) ley transparencia hipotecaria (2) Libor (2) Mejores hipotecas (9) mercado hipotecario español (2) Mercados (1) Moody's (1) Morosidad (3) Obras públicas (1) PAH (6) Permuta (1) pisos (1) Plataforma de Afectados por la Hipoteca (2) PSOE (1) Refinanciación (1) Rehabilitación (2) RN Tu Solución Hipotecaria (36) salón inmobiliario (1) SAREB (4) Seguros (1) SIMA (5) SIMA 2015 (1) Stop Desahucios (3) Tasación (1) Te apetece mi casa (1) Tipos de interés (4) TSJ (1) tu mejor hipoteca (277) Vivienda (136) Viviendas de embargo (1)
Se ha producido un error en este gadget.

Estamos en Google+

El imperio inmobiliario de Amancio Ortega crece en casi mil millones en un año y ya supera los 4.000 millones.

 El patrimonio inmobiliario de Amancio Ortega
El patrimonio inmobiliario de Amancio Ortega crece hasta superar los 4.000 millones de euros. En concreto, el valor de las inversiones inmobiliarias de Grupo Pontegadea, sociedad a través de la cual el empresario gallego agrupa su patrimonio, suma un total de 4.207 millones de euros, según reconoce la propia sociedad en su última auditoría de cuentas.

Esta cifra supone un aumento de casi un 25% a los 3.379 millones de euros en que se valoraba su patrimonio inmobiliario un año antes, claro ejemplo del acierto inversor del fundador de Inditex, entre cuyas últimas adquisiciones, algunas de este mismo ejercicio, se encuentra la tienda de Apple en la calle Colón de Valencia, la antigua sede de Banesto en la barcelonesa Plaza de Cataluña; un edificio en pleno pulmón comercial de Manhattan o la londinense Devonshire House, joya arquitectónica e histórica de la capital británica.

Las valoraciones que ofrece Pontegadea de Inversiones respecto a su fortuna inmobiliaria se basan en trabajos realizados por expertos independientes. El valor razonable, que es el elegido por Ortega para cifrar su patrimonio inmobiliario, "es la cantidad por la cual puede ser intercambiado un activo entre un comprador y un vendedor en una transacción en condiciones de mercado", según la definición técnica.

Aunque no se trata de una compañía cotizada, y estas valoraciones siempre requieren ajustes a la hora de trasladarlas al mercado de valores, si se comparan los 4.200 millones de Ortega con los 1.800 millones que vale en bolsa Colonial, o los 1.284 de la socimi Merlin, las dos mayores compañías del sector cotizadas en España, permiten hacerse una idea del imperio inmobiliario de Ortega.

Este, además, cada vez tiene mayor peso internacional, ya que sólo en 2013 las inversiones inmobiliarias de Pontegadea fuera de territorio español, netas de amortizaciones y provisiones, han crecido en más de 500 millones de euros, pasando de 2.014 a 2.536 millones de euros. De esta cantidad, 1.652 millones corresponden a inversiones en Europa, mientras que 801 millones están en América y 83 en otras ubicaciones.

El imperio inmobiliario de Ortega se reparte entre las cabeceras Pontegadea Inmobiliaria, Esparelle Inmobiliaria, Pontegadea México, Pontegadea France, Madeleine 10, Pontegadea USA, Hills Place, Prima Cinque y Pontegadea UK. La cifra de negocio de esta actividad supera los 200 millones de euros.

La posibilidad de sacar a cotización su imperio cobró cuerpo este mismo año, en pleno auge de las socimis, cuando se planteó echar a rodar su propio vehículo cotizado bajo esta ventajosa figura. Un reto por ahora aparcado, pero que promete convertirse en la mayor inmobiliaria de España y en una de las mayores del mundo cuando llegue el momento.

Artículo visto en El Confidencial

-

Propietarios buscan su media naranja

 Propietarios buscan su media naranja
La permuta de viviendas es una opción de compra y de venta que pasa por los cálculos de muchas familias españolas que no encuentran un comprador o precisan liquidez con urgencia. "Cambio chalé por piso más pequeño", "vivienda en la costa por otra en la ciudad"... Internet está lleno de anuncios de intercambios. En junio pasado se transmitieron 125.817 fincas, de las que 534 fueron permutas (54.058 viviendas, de las que 119 han sido trueques), según datos del INE. Con matices, ya que en muchas ocasiones, en lugar de contrato de permuta, se realizan dos compraventas y así lo contabiliza el instituto público.

Cambiar una casa por otra ha sido durante estos últimos siete años la única salida de emergencia para los que quedaron atrapados en el estallido de la burbuja inmobiliaria. Sin poder vender ni comprar, cerrado el grifo de la financiación, y con un Euribor que encadenaba máximos históricos —hasta el 5,526% de octubre de 2008—, el intercambio era casi la única forma de deshacerse de una hipoteca que pesaba como una losa.

Ahora que el mercado inmobiliario comienza a salir del largo letargo, el interés por las permutas —una fórmula de éxito en EE UU o Reino Unido— parece haberse enfriado. "Sigue siendo una opción. Aunque se solvente el problema de crédito de los bancos, el proceso de compraventa crea mucha incertidumbre en la gente", dice Eneka Tamayo, administrador del portal sepermuta.es, que nació a finales de 2008 y tiene más de 17.000 anuncios y 40.000 visitas mensuales.

El intercambio "es rápido y evita la especulación. Existe y con intención de quedarse", apunta Francesc Salvador, abogado y creador del portal teapetecemicasa.com, que nace como consecuencia de la situación inmobiliaria de mediados de 2007.

Una permuta consiste en encontrar la media naranja inmobiliaria, es decir, vender una casa para comprar otra. Pero no siempre es tan sencillo. Tienen que encajar todas las piezas del puzle: "Encontrar a dos partes interesadas en la casa de la otra, que asuman el valor, establecer la compensación por la diferencia; y que cada parte renegocie la financiación de la vivienda que compra", explica David Moya, director general de la agencia Look & Find, que ha intermediado en permutas. Es muy difícil que las dos casas tengan el mismo valor, así que el diferencial se da en efectivo.

Detrás de un trueque hay multitud de motivaciones. La más frecuente es la necesidad de reducir la letra de la hipoteca y tener liquidez a cambio de un piso más pequeño. Es el caso de Carmen, que permuta una vivienda en Chamartín (Madrid), de dos dormitorios, por un apartamento o estudio. O el dueño de un piso en Barcelona, de 200 metros y seis habitaciones, tasado en 850.000 euros, que cambia por "un piso más pequeño". También son clientes las familias que precisan de más espacio, los que cambian de lugar de residencia (movilidad laboral), o las personas mayores que requieren menos metros.

Desde hace un mes Carlos Hernández, de 37 años, cambia su piso en Colmenarejo (Madrid), más una casa de fin de semana en un pueblo de Segovia, por un chalé. "Mi mujer y yo podríamos comprar un chalé pero nos encontramos con el problema de la venta del piso. Las dos suman el importe justo que me queda de hipoteca, ya que compramos en 2005, en pleno auge inmobiliario. Si solo vendemos el piso, aún nos quedaría un valor residual de hipoteca (de 180.000 euros)", dice Carlos, al que ha contactado bastante gente interesada.

"Incluso se están dando casos de divorciados que cambian su propiedad por otras dos de valor inferior", añade Salvador.

Deshacerse del apartamento de la playa por pequeños pisos en la ciudad es un clásico. "La mayoría de permutas se concentran en Barcelona, Madrid y la costa Mediterránea", indica el promotor de teapetecemicasa.com, que cuenta con una base de datos donde los usuarios se buscan y se gustan. Existen casi 7.000 propiedades activas y más de 10.000 usuarios interesados. En estos años ha facilitado 42.000 intercambios.

Si surge el flechazo y hay trueque, las cautelas a tomar son las mismas que en cualquier compraventa: visitar el inmueble, solicitar nota simple en el Registro de la Propiedad, posibles derramas en la comunidad de vecinos, realizar dos tasaciones por peritos independientes, etcétera.

Que exista hipoteca sobre uno o los dos inmuebles dificulta la operación, pero no la imposibilita. La mejor opción suele ser la subrogación del préstamo. "Si el diferencial es más bajo que el de la nueva hipoteca, la mejor alternativa es la subrogación", señala Francisco Abril, consultor senior de Canales de Financiación de Casaktua, portal inmobiliario que comercializa inmuebles de entidades financieras.

Aunque lo más probable es que haya que pagar una comisión por subrogación —suele estar entre el 0,50% y el 1%—, y que este trámite tenga sus propias costas (notaría, gestoría y registro), "hay un sensible ahorro en los gastos de constitución del préstamo, de en torno a un 1,5%", calcula , director de RN Tu Solución Hipotecaria.

Además, desde el punto de vista fiscal, tiene ventajas. Las subrogaciones disfrutan de una exención de AJD (Actos Jurídicos Documentados). "Solo se devenga la cuota fija, ya que ésta se devenga siempre que hay documento público (escritura). Esta tributación es mínima (0,30 euros por pliego o 0,15 euros por folio, a elección del fedatario)", según Raquel Cobos, abogada del bufete Datadiar.

Ahora bien, en la práctica "es muy difícil que pueda darse la subrogación, ya que las entidades deben aceptar el riesgo; hay avales que no quieren volver a firmar; hipotecas de entidades absorbidas o desaparecidas que tienen órdenes de no subrogar; y los bancos no están de acuerdo en respetar las condiciones financieras antiguas beneficiosas para los clientes", según Gulias.

Al final, el visto bueno va a depender de la liquidez del banco. "Le interesa más una subrogación que mantener esa liquidez ociosa sin invertir", puntualiza Abril. Si la entidad se niega, se cancela la hipoteca y se suscribe una nueva.

Por Sandra López Leton

Artículo publicado en El País

-
HostGator promos